La Garantía Juvenil europea (II)

Tras el Consejo Europeo de la pasada semana (27 y 28 de junio), los máximos responsables de los Estados miembros allí congregados alcanzaron un acuerdo en la línea ya anunciada de adelanto de los fondos para la financiación de medidas destinadas a combatir el desempleo juvenil, lo que va a suponer una inyección de 6 billones de euros que se espera estén disponibles a partir de enero de 2014.

Según la información recogida en las conclusiones del Consejo  el objetivo es que dentro del marco de la Iniciativa sobre Empleo Juvenil (2014-2020) –COM/2013/0144 final– , las primeras cantidades se destinen a aquellos países que en la actualidad registren una tasa de desempleo juvenil por encima del 25%. En esta situación se encuentra justamente España  que, según los datos de la última Encuesta Población de Activa (TI 2013) marca una tasa del 57,22%, para ambos sexos y menores de 25 años. La tendencia al alza de estos parámetros es compartida por otros países de la Unión Europea como Grecia, Portugal, Italia, Chipre o Eslovenia, según el Informe de Junio de 2013 sobre Empleo y Situación Social en la Unión Europea,  mientras que otros estados como Alemania o Austria vienen registrando un mantenimiento o decrecimiento de la tasa de paro juvenil.

Tal y como se expone en la mencionada comunicación COM/2013/0144 final, “la Iniciativa se financiará con cargo a la subrúbrica de la política de cohesión, con 3 000 millones de euros procedentes de inversiones específicas del Fondo Social Europeo (FSE) y otros 3 000 millones de euros procedentes de una línea presupuestaria específica”. En el caso de España, la previsión indica que el Estado recibirá 918 millones de esta partida específica y 932 millones de euros del FSE.

Pero para que esto suceda, el país receptor deberá adoptar las medidas y diseñar los plantes necesarios para afrontar el desempleo juvenil antes de que finalice el 2014. Por tanto cabe esperar que en los próximos doce meses se articulen nuevos programas que permitan ejecutar los fondos que se reciban de la UE y, sobre todo, reducir la tasa de paro entre los menores de 25 años ya que  como expresamente señala la Comisón “las inversiones financiadas en el marco de la Iniciativa sobre Empleo Juvenil deben orientarse hacia la obtención rápida de resultados concretos”.

Hasta la fecha, el Fondo Social Europeo ha financiado un importante número de proyectos y medidas orientadas a la población juvenil en nuestro país.  En el último año, España recibió alrededor de 1239 millones de euros procedentes de los fondos europeos, de los cuales 135 millones se asignaron directamente a los servicios públicos de empleo para ayudar a la búsqueda de empleo entre la población más joven; 286 fueron redistribuidos para  programas orientados a también a este colectivo; 372 millones de euros se destinaron a facilitar el acceso a la financiación a la pequeñas y medianas empresas y 446 millones para apoyar nuevos sistemas de ayuda a sectores estratégicos de la industria.

Más información sobre la Garantía Juvenil en un post anterior sobre el tema La Garantía Juvenil Europea: en cuatro meses una oferta de empleo o formación.

Pros y contras de la Garantía Juvenil.